Job Hoppers, maneras de vivir

Está surgiendo una nueva ola de trabajadores de alta cualificación que no tienen tanto miedo a la inestabilidad, a los cambios, son conscientes de los riesgos, pero también de las oportunidades y ventajas que ello les puede comportar.

Cuando hablamos de los Job Hoppers hacemos mención a personas con gran potencial y alta productividad, que deciden por diferentes razones, no vincularse a una misma empresa a largo plazo. Son trabajadores muy flexibles, con rápida adaptación a los cambios y caracterizados por una gran capacidad de aprendizaje.

Las causas de este fenómeno son variadas, algunas personas encontrarán estimulante “saltar” de empresa en empresa para adquirir nuevos conocimientos y habilidades, ampliar la red de contactos o convivir con diferentes culturas y “know-how” empresarial. Otros buscarán conocer diversos sectores, ser dueños absolutos de sus propias carreras, tener experiencias multiculturales o trabajar de manera deslocalizada, cambiando de proyecto de manera frecuente. 

Todos ellos, son factores que influyen en el nivel de motivación.

¿Qué debemos tener en cuenta al atraer y reclutar a un “Job Hopper”?

Las empresas suelen ser reticentes a contratar trabajadores en los que perciben una alta inestabilidad o rotación laboral. Perfiles profesionales con varios trabajos de corta duración, pueden generar menor fiabilidad para una Compañía. 

¿Merece la pena asumir ese riesgo a cambio del talento que pueden aportar estas personas? 

La respuesta no es sencilla, pero esencialmente los reclutadores tendrán que diferenciar al verdadero trabajador job hopper (talentoso, con potencial, alta motivación, flexible al cambio, con rápida curva de aprendizaje, en búsqueda de mejores condiciones o nuevas experiencias) de otros trabajadores inestables que tienen un historial de desempeño pobre o no han tomado las mejores decisiones a lo largo de su carrera, con un rumbo poco claro y resultados poco meritorios.

Para lo anterior, es importante comprender cuáles han sido las motivaciones detrás de esos movimientos frecuentes y también indagar cuál es el historial de logros específicos del trabajador Job Hopper: ¿Qué han aportado estos candidatos a sus anteriores empresas? ¿Qué papel determinante han cumplido para traer esos resultados? 

Es importante conocer qué expectativas o motivaciones tienen con respecto al puesto ofertado, siendo siempre valioso contar con referencias de distintas etapas profesionales. Adicionalmente, las empresas deberán atraer y reclutar talentos afines a la cultura corporativa, para asegurar una buena adaptación y aumentar las probabilidades de un compromiso a largo plazo.

Blog Master Rrhh

Deja un comentario