¡Comparte en redes sociales!

La Aerotermia. Conceptos básicos

¿Qué es la aerotermia?

La aerotermia es aquel sistema de climatización que permite, mediante el intercambio de calor, obtener energía del aire para convertirla en calefacción, refrigeración o agua caliente mediante un solo equipo. 

Las instalaciones de aerotermia pueden sustituir a las calderas por combustión tradicionales y a las calefacciones eléctricas antiguas. Su uso puede aportar agua caliente para el baño y cocina, calefacción por toda la casa para el invierno, y aire acondicionado para el verano.

Su funcionamiento se basa en el empleo de la bomba de calor.

Bomba de calor

Una bomba de calor es un aparato cuyo funcionamiento se basa en la termodinámica. Consiste en transportar energía en forma de calor de un ambiente a otro

Este proceso se genera a través del cambio de estado de un fluido refrigerante que cuando pasa de líquido a gas absorbe calor para cambiar de estado, por lo tanto, enfría y cuando la transformación es de gas a líquido cede calor al aire o agua, por lo tanto, calienta. 

Para este proceso necesita de un compresor que varíe sus presiones a lo largo del circuito modificando así sus temperaturas de evaporación y de condensación.

La bomba de calor tiene la capacidad de extraer y capturar energía de fuentes externas. Esta característica hace que sea un equipo que consigue sumar a la potencia eléctrica de accionamiento del compresor, el calor absorbido en el evaporador, transportando así este calor útil al condensador entregando de esta manera entre 4 y 5 veces la potencia consumida al medio a calentar.

La aerotermia recoge aproximadamente el 70% de su energía del aire exterior y solo consume el 20-30% de la electricidad de la casa. Debido a esto, la aerotermia se considera un tipo de energía renovable. (La Directiva Europea 2009/28/CE así lo considera siempre que la bomba de calor supere un COP mínimo que depende la aplicación, zona climática y temperatura de distribución).

¿Cómo funciona la aerotermia?

Su funcionamiento consiste en 4 pasos

1. El calor se transfiere a través de un fluido caloportador, denominado refrigerante, que está a una temperatura inferior que el foco de calor (aire exterior). El aire externo lo hacemos pasar por el primer intercambiador de calor (el evaporador) y el líquido refrigerante absorbe el calor.

2. El vapor pasa hacia el compresor y se comprime. Al comprimirse la presión se incrementa y la temperatura del vapor sube concentrando todo el calor.

3. El vapor a alta presión pasa por el segundo intercambiador de calor (el condensador) donde el calor es absorbido por el agua del secundario, el vapor a alta presión cambia a fase líquida. El agua calentada por la bomba de calor se canaliza a través del suelo radiante o radiadores.

4. En el último paso del proceso, el fluido refrigerante ya en estado líquido se hace pasar por la válvula de expansión para obtener de nuevo el fluido en sus condiciones iniciales, es decir, a baja presión y a baja temperatura. De esta forma se puede volver a iniciar el proceso.

Suscríbete a nuestra newsletter para estar al día de todas las novedades

Información básica sobre protección de datos.
Responsable del tratamiento: Mainfor Soluciones Tecnológicas y Formación S.L.U.
Finalidad: Gestionar su suscripción a la newsletter.
Legitimación para el tratamiento: Consentimiento explícito del interesado otorgado al solicitar la inscripción.
Cesión de datos: No se cederán datos a terceros, salvo obligación legal.
Derechos: Podrá ejercitar los derechos de Acceso, Rectificación, Supresión, Oposición, Portabilidad y, en su caso Limitación, como se explica en la información adicional.
Información adicional: Puede consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos en https://www.mainfor.edu.es/politica-privacidad
Master Eerr

Leave a Comment