Transparencia y sostenibilidad: preguntas y respuestas sobre el estado de información no financiera

Desde 2018, se viene oyendo hablar con frecuencia sobre la obligación de elaborar el “estado de información no financiera” pero, ¿a qué nos referimos cuando hablamos de esto? A continuación, vamos a dar respuesta a las dudas más frecuentes respecto de este tema.

Para comenzar, hay que aclarar que el estado de información no financiera (EINF) es una obligación anual impuesta a determinadas empresas por la Ley 11/2018, de 28 de diciembre, por la que se modifica el Código de Comercio, el texto refundido de la Ley de Sociedades de Capital aprobado por el Real Decreto Legislativo 1/2010, de 2 de julio, y la Ley 22/2015, de 20 de julio, de Auditoría de Cuentas, en materia de información no financiera y diversidad. Esta Ley, que traspone la Directiva 2014/95/UE viene a dar respuesta a la creciente demanda por parte de inversores, clientes y de la sociedad en general, que no solo exigen información en materia económica y financiera de las empresas, sino que, además, reclama mayor transparencia en materia de sostenibilidad y responsabilidad social.

¿A quién va dirigida esta Ley 11/2018?

Desde enero de 2021, esta disposición es de obligado cumplimiento para las empresas y grupos de empresas con 250 o más empleados/as y que, además, cumplan con los siguientes requisitos:

  • que tengan la consideración de entidades de interés público o
  • o que cumplan durante al menos dos años con un activo superior a 20 millones de euros;
  • o cuya cifra de negocios anual supere los 40 millones de euros.

¿Qué contenidos debe abordar el EINF?

A grandes rasgos, debe describir el modelo de negocio de la organización, incluyendo cuestiones medioambientales (contaminación, uso sostenible de los recursos, economía circular, cambio climático, etc.), sociales y relativas al personal (relaciones laborales, igualdad, empleo, formación, etc.), cuestiones en relación con los derechos humanos, la lucha contra la corrupción y el soborno, y por último, el compromiso de la empresa con la sociedad (desarrollo sostenible, subcontratación y proveedores, consumidores e información fiscal).

¿Debe el EINF ser contrastado?

Conforme a la Ley 11/2018, la información incluida en el EINF sea verificada por un tercero externo independiente y debe ponerse a disposición del público de forma gratuita y fácilmente accesible en el sitio web de la organización.

En la actualidad, la demanda de profesionales que conozcan todos estos aspectos relativos al Compliance y la Protección Datos se ha incrementado. Descubre nuestro Máster en Dirección en Compliance y Protección de Datos y mejora tu futuro profesional.

Blog Master Dpo

Deja un comentario