facebook
  • logo_eip_blanco
  • Universidad Católica de Murcia

Carta de un Gestor de Carteras a sus inversores: El Cisne Negro de 2020 (Parte I)

Álvaro Galcerán y Dan Benbunan | 9 agosto, 2021

Prólogo

Es para mí un placer prologar esta primera carta de Dan Benbunan, Gestor de Carteras, a sus inversores, titulada “El cisne negro de 2020”.

En mi opinión, 2020 ha sido el año de la incertidumbre, no sólo por el COVID-19 sino también por la guerra comercial entre los EEUU de América y China, las dudas en torno a las negociaciones del Brexit, las elecciones presidenciales norteamericanas y las tensiones en Oriente Medio.

La incertidumbre causada por el COVID-19 ha afectado durante todo el año y en muchos aspectos, desde la sorpresa inicial por la rápida y grave expansión del coronavirus, por el desconocimiento (aún hoy) del origen de la pandemia, por la improvisación y falta de coordinación de las medidas defensivas a nivel global (cada país ha actuado por libre sin un papel coordinador de la OMS), por el difícil equilibrio de prioridades entre salud y economía, etc. 

Por otra parte, en mi opinión el inversor medio en mercados financieros padece de trastorno bipolar. Los mercados financieros pasan del pánico a la euforia y viceversa en períodos de tiempo muy breves.

imagen de un inversor sobre la teoría del cisne negro

Así, en abril reinaba el pánico generalizado por la incertidumbre causada por la pandemia del coronavirus, y en los meses siguientes los mercados financieros pasaron a la euforia por el anuncio de que las vacunas iban a estar disponibles en breve, por las medidas de los bancos centrales con estímulos monetarios sin precedentes tales como inyecciones masivas de liquidez para evitar el colapso generalizado del mercado, programas de compra de activos a niveles de récord y bajadas de tipos de interés al 0%. En diciembre, además, las reñidas elecciones presidenciales norteamericanas añadieron volatilidad a los mercados financieros. 

Finalmente, quisiera presentar a Dan Benbunan, autor de esta primera carta a inversores. Dan, además de trabajar en Fusiones y Adquisiciones para una empresa española, es Gestor de Carteras Independiente. Como gestor de carteras es excelente: joven pero maduro, enfocado en el largo plazo, está logrando obtener para sus clientes una rentabilidad media anual del 15%, gracias a su sabia combinación de las dos escuelas de análisis bursátil: analiza, valora y elige las empresas en las que conviene invertir realizando análisis fundamental, y se apoya en el análisis técnico para decidir el momento más adecuado para efectuar las operaciones. 

Álvaro Galcerán

Professor, Finance, United International Business Schools (UIBS), Madrid.
Doctorado en Economía y Empresa, Universidad Pontificia de Comillas (ICADE), Madrid. Ex CFO del Grupo ServiRed (VISA, Mastercard, etc.)
Ex Director Financiero Asociado, Coordinador de Inteligencia Competitiva y Líder del Proyecto EURO, Procter & Gamble Europe, Bruselas.  

Un Cisne Negro en 2020

Estimado inversor, 

Me gustaría iniciar este informe compartiendo contigo mis reflexiones sobre el pasado año 2020 antes de adentrarnos en el 2021. 

Sin duda, 2020 no ha sido un año más. Una de las peores pandemias de la historia, provocada por el Covid-19, azotó nuestra vida, dejándonos una profunda herida a nivel sanitario, emocional, social y por supuesto económico. 

Si nuestra vida cotidiana ha sufrido tremenda metamorfosis, resulta obvio pensar en su repercusión y manifestación en los mercados financieros. 

Haciendo un breve resumen: 

  • Los índices bursátiles sufrieron la caída más veloz de la historia entre los meses de febrero y marzo, periodo en el cual el miedo y la incertidumbre fueron los protagonistas, suponiendo una pérdida mayor de $20 trillones de riqueza en menos de un mes. El S&P (índice de referencia americano) y el Eurostoxx 50 (índice de referencia europeo) cayeron un 30% y 40% respectivamente, el precio de las materias primas y la energía perdió el sentido (el futuro del crudo llego a tener un precio negativo), y lo mismo ocurrió con las divisas. 
  • La intervención de los Bancos Centrales (tanto del BCE como de la Fed) inundando los mercados de dinero, consiguió que a finales del mes de marzo se iniciara la recuperación más rápida de la historia. 
  • En el mes de noviembre en el que se celebraban las elecciones americanas, el mercado americano ya se encontraba en niveles cerca de sus máximos históricos. 

A día de hoy, podemos decir con certeza que hemos vivido un Cisne Negro, suceso o fenómeno que ocurre de forma inesperada y afecta de forma brusca a nivel mundial y, consecuentemente a los mercados financieros. 

Un Cisne Negro se caracteriza por ser algo inesperado e imprevisible, de impacto extremo con consecuencias desmesuradas y de predictibilidad retrospectiva, es decir, una vez que ha sucedido se demuestra que se podría haber evitado, por lo menos parcialmente. 

Ejemplos de Cisnes Negros son la I y II Guerra Mundial, el 11-S, la crisis bursátil de 1987 (Dow Jones -23%) o la Gran Depresión en 1929. 

Tal y como hemos podido comprobar, cuando sucede un Cisne Negro los mercados no se comportan de forma matemática, racional o lógica, sino que son días-semanas-meses en los que predomina la sobrerreacción humana que culmina con un pánico generalizado que desemboca en violentas caídas. 

Uno de los grandes problemas con el que nos encontramos en las sociedades modernas es que los economistas siempre realizan sus estimaciones o predicciones basadas en la experiencia de lo acontecido históricamente, sin tener en cuenta que estos Cisnes Negros suceden cada cierto tiempo. Aunque no se haya previsto, no significa que no vaya a suceder, por lo que sería mucho más preciso si incluyesen la posibilidad de este tipo de sucesos en sus sofisticados modelos predictivos. 

Ante estas situaciones inesperadas y desconcertantes, es necesario aceptar, asumir y afrontar la nueva realidad. Por muy obvio que parezca, nuestra naturaleza humana nos lleva justo a lo contrario, a lamentarnos sobre lo que podríamos haber hecho para evitarlo, cuando la realidad es que estos sucesos por definición son prácticamente imposibles de predecir. Ante lo inevitable, es importante estudiar, analizar y reflexionar, aunque puede que ello no suponga ninguna ventaja para afrontar el futuro. 

A lo largo de mi experiencia como inversor, he vivido momentos muy tensos como el Brexit o la sorpresiva victoria de Trump cuando se le veía como una amenaza mundial, pero sin ningún tipo de duda, 2020 ha sido el año más intenso, complicado, excitante e imprevisible de todos. 

Hoy, puedo afirmar con rotundidad que me siento orgulloso de la estrategia y decisiones tomadas a lo largo del año. Mientras la mayoría de los inversores han perdido cantidades indecentes de dinero “regalando” sus acciones al dejarse llevar por el pánico, nosotros hemos apretado los dientes manteniéndonos racionales, aguantado la tempestad durante la caída más veloz de la historia.

En esos momentos, poner en perspectiva lo que está sucediendo y confiar en la estrategia más que nunca son las claves del éxito. Incluso, hemos aprovechado el momento para comprar excelentes negocios con valoraciones deprimidas, obteniendo altísimos retornos. Sin duda, el esfuerzo y sacrificio ha merecido la pena, y de nuevo, quiero reiterar mi agradecimiento por tu confianza y paciencia. 

En la segunda y tercera parte de la carta analizaremos qué esperar en el año 2021 en adelante y sectores en los que sin lugar a dudas, hay que estar invertido durante los próximos años. 

Atentamente, 

Dan Benbunan

Gestor de Carteras

Para conocer cómo funcionan los mercados financieros, formarte con el Máster en Dirección Financiera, Contable y Control de la Gestión te dará unos unos conocimientos profundos sobre técnicas y conceptos novedosos de las finanzas.


Si te ha gustado compártelo

Share on facebook
Share on linkedin
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email
Share on facebook
Facebook
Share on linkedin
LinkedIn
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Correo

Suscríbete a nuestra newsletter para estar al día de todas las novedades

Información básica sobre protección de datos.
Responsable del tratamiento: Mainfor Soluciones Tecnológicas y Formación S.L.U.
Finalidad: Gestionar su suscripción a la newsletter.
Legitimación para el tratamiento: Consentimiento explícito del interesado otorgado al solicitar la inscripción.
Cesión de datos: No se cederán datos a terceros, salvo obligación legal.
Derechos: Podrá ejercitar los derechos de Acceso, Rectificación, Supresión, Oposición, Portabilidad y, en su caso Limitación, como se explica en la información adicional.
Información adicional: Puede consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos en https://www.mainfor.edu.es/politica-privacidad

Otros post relacionados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

 

Fórmate con nuestro Máster y revoluciona tu futuro

Escuela Internacional de Posgrados te informa que los datos del presente formulario serán tratados por Mainfor Soluciones Tecnológicas y Formación, S.L. como responsable de esta web. La finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales es para dar respuesta a la consulta realizada así como para el envío de información de los servicios del responsable del tratamiento. La legitimación es el consentimiento del interés.
Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos en cumplimiento@mainfor.edu.es así como el derecho a presentar una reclamación ante la autoridad de control. Puedes consultar la información adicional y detallada sobre Protección de datos en la Política de Privacidad que encontrarás en nuestra página web eiposgrados.edu.es