Pandemia, marketing digital y rentabilidad empresarial

Hace casi dos décadas, Peter Drucker, con su brillante análisis que le permitía inclusive anticiparse al desarrollo de las sociedades, indicó que el marketing en la era digital conllevaría a una transformación casi radical de esta disciplina.

Sin embargo, esta predicción parecía solamente circunscribirse al mundo de las personas ligadas a los sistemas informáticos, algunos aventureros en Internet y a empresas que pugnaban por lograr el interés de los ejecutivos en el mundo de la información. Así, teníamos definitivamente negocios que habían crecido mucho en Internet como Google, Amazon y otros. 

Parecía que el uso de mecanismos para impulsar las ventas, las relaciones con el cliente y la promoción de productos y servicios, estaban todavía lejos de ser algo prioritario para los clientes. Todo esto cambió repentinamente en la quincena de marzo del 2020 cuando de pronto, en casi todos los países del orbe los gobiernos decretaron cuarentenas, inamovilidades y toques de queda que hizo que la gente se quedase en sus hogares. Desde allí buscaba obviamente estar conectada con el mundo, teniendo como única ventana al mundo Internet y la digitalización de sus empresas.

Antes de ese fatídico mes de marzo del 2020, Google se esforzaba en demostrar la conveniencia de sus avisos, en impulsar tarifas, y el mundo de las redes sociales parecía estar restringidos a nichos de jóvenes youtubers y algunos ejemplos que parecían solamente destinados al nicho. Sin embargo, con la gente encerrada se vio la necesidad de impartir clases, hacer reuniones ejecutivas, interactuar con el cliente, llevar productos, todo a través de las herramientas de videoconferencia.

«La pandemia hizo por la digitalización de las empresas, más que 20 años de desarrollo y sensibilización al respecto

A partir de ese momento, los negocios que tenían buen posicionamiento en Internet vieron crecer exponencialmente sus ingresos, mientras que los otros, los que daban servicios o vendían productos de forma presencial empezaban a quebrar. Los cursos online, las plataformas para aprendizaje o para reuniones, las aplicaciones de ecommerce, se encontraron de la noche a la mañana ganando millones, llevando al mundo a una economía muchísimo más digitalizada e interconectada de la cual no regresará más.

La pandemia nos pilló a muchas empresas en pañales, sin los deberes hechos, no solo en el tema de digitalización y de posicionamiento comercial en Internet, sino también con los planes de emergencia para mitigar los riesgos de la pandemia.

«Una importante institución financiera de España tenía planes de emergencia para los más insospechados riesgos, como una guerra atómica o la caída de un meteorito, pero no había contemplado en los posibles riesgos una posible pandemia. Le pilló sin un solo equipo informático para mandar a casa de sus empleados y que siguieran su actividad mediante teletrabajo. Levantar esta situación en un momento de alta demanda de equipos le costó meses, y mientras sus empleados no podían trabajar

Con la pandemia, comenzó la necesidad de millones de personas de encontrar la forma de promover sus productos a través de redes sociales, lo cual reveló además mucha falta de entendimiento y de capacidad para poder rápidamente posicionarse y lograr colocar los productos a través del llamado marketing digital. Así, también por esta razón, de la noche a la mañana, aquellas empresas y personas que estaban en capacidad de enseñarle a sus clientes cómo relacionarse con otros a través de este marketing pudieron avanzar mucho más rápidamente. 

El marketing digital llegó no solamente para quedarse sino para expandir, y podríamos decir, para redefinir varios de los conceptos fundamentales de esta disciplina, tal como nos indicó Peter Drucker hace varias décadas. Por ello, vamos a revisar algunas claves de este marketing: 

  1. Usted debe pensar su presupuesto primero en torno a lo que hará a través de los medios digitales y luego, si así lo considera, usar los medios tradicionales (que además todavía son más caros). Antes creíamos que el marketing digital era una herramienta adicional al marketing tradicional, pensábamos en publicidad, en radio, en televisión y luego en una pequeña proporción destinar algo para redes sociales, hoy es al revés. 
  2. Entre las ventajas del marketing digital está el  tener el reporte a tiempo, directo y hasta con estadísticas del uso, consumo de relación de su producto con el cliente. Antes de poner publicidad en un medio masivo, era simplemente una apuesta, a los más, el medio nos podía dar su tiraje de venta si era un periódico, su sintonía o su rating si era radio o televisión, pero fuera de eso no podíamos tener una idea y reporte claro del impacto de nuestra promoción. Eso cambió y el dinero que usted pone en el marketing digital va a ser reportado inmediatamente por cualquiera de las redes sociales que usted escoja y este reporte le permitirá ir afinando su promoción. 
  1. El marketing digital le permite relacionarse más directamente con el nicho con el que esta su negocio. Toda empresa está enfocada en un determinado tipo de público y ese determinado tipo de público va a ser ubicado de manera muchísimo más fehaciente, rápida y barata por los medio digitales.
  1. Podrá estar conectado casi de manera personalizada con sus clientes, interrelacionándose con ellos, puede pedir sus opiniones de manera permanente, y puede además saber su satisfacción es casi de manera automática. Ya no dependerá del tamaño de su empresa o de su presupuesto publicitario el impacto que tenga una campaña de promoción, sino más bien del ingenio y de la relación que usted establezca con los clientes. Una empresa chica con imaginación, humor y conectando adecuadamente con sus clientes, puede hacer una campaña que se vuela viral con poco presupuesto superando así a lo que pueda hacer una empresa de enorme capital y respaldo financiero. 
  1. El marketing digital de generar reportes, estadísticas e información objetiva de su impacto, lo cual nos permite gestionar desde el rigor de los números. 

En definitiva, el mundo ha cambiado, los consumidores también. Las empresas debemos de alinearnos a este nuevo escenario para seguir en el mercado y para continuar siendo rentables. Y como digo el sabio:

«No podemos resolver los problemas de hoy con soluciones de ayer

Blog Master Df

Deja un comentario