Análisis de los mercados financieros – Octubre 2021

Tras un complicado mes de septiembre en el que la volatilidad se hizo dueña de los mercados, octubre se ha presentado con energías renovadas y dosis de optimismo por parte de los inversores, habiendo sido el mejor mes en lo que va de año:

S&P +6,9%; Dow Jones +5,8%; Nasdaq +7,3%; Russell2000 +4,2%;

STOXX 50 +5,0%; Ibex +3,0%

EEUU

La temporada de publicación de resultados correspondientes al Q3 ha comenzado. Habiendo presentado sus cifras un ~60% de las integrantes del S&P, estamos viendo cómo los ingresos y beneficios de la mayoría de ellas (~75%) están batiendo las previsiones. Esta temporada de resultados cobra especial interés ya que permite evaluar y tener una mayor visibilidad del impacto en márgenes por el aumento de costes (inflación) derivados de los problemas en las cadenas de suministros y la escasez de mano de obra.

En este contexto, el stock-picking cobra mayor relevancia si cabe, debido a que los inversores ya no están “comprándolo todo” como ha sucedido anteriormente, sino que están siendo más selectivos y por tanto, cada acción se está ajustando a “su realidad”. Es por ello por lo que las que mejor se comportarán serán aquellas con poder de precio para trasladar sus mayores costes derivados de la inflación al precio de venta de sus productos o servicios. Es clave por tanto analizar el crecimiento de los márgenes y beneficios.

Llama la atención que las cifras de numerosas compañías, aun batiendo las previsiones, no han sido bien acogidas en el mercado ya que no han cumplido las expectativas de crecimiento esperado. Queda claro, especialmente en un entorno de inflación, que lo que los inversores buscan es colocar su dinero en empresas en las que no solo se mantengan sus ingresos y beneficios operativos, sino que sigan creciendo. 

Algunos comentarios sobre los resultados publicados hasta la fecha:

  • Grandes bancos como Bank of America o Goldman Sachs han publicado muy buenas cifras, impulsados por la fuerte actividad económica y expectativas de subida de tipos de interés.
  • Empresas tecnológicas, como Google, Tesla, Netflix o Advanced Micro Devices, han batido las previsiones y han mantenido perspectivas muy positivas gracias a la fortaleza de su negocio y a la no excesiva dependencia de otros fabricantes.
  • Algunas compañías como Apple, Amazon o Intel han publicado cifras por debajo de lo esperado debido a entre otras razones, a problemas en las cadenas de suministros y mano de obra, anunciando que les seguirá afectando en lo que queda de año (especialmente en navidades).

Según los últimos datos, la inflación core (excluye alimentación y energía) aumentó un 0,2%, por debajo de lo previsto, a lo que el mercado de Renta Fija reaccionó con un importante descenso del rendimiento (yield) del bono americano. La mayor parte de la inflación actual está ligada a los sectores de alimentación y energía (gas natural y petróleo), los cuales mantienen una relación directa ya que la crisis energética está elevando los costes de los fertilizantes que son trasladados al precio de los alimentos. Teniendo en cuenta que otros sectores importantes como la automoción o el textil dan síntomas de que pueden estar estabilizándose, si se logra controlar los dos componentes non-core, algo que llevará su tiempo, se podrá relajar la inflación en su conjunto.

Aunque los datos de inflación que se publicarán en los próximos meses seguirán siendo altos por una demanda insaciable (más aún, considerando la estacionalidad) y problemas en la oferta, habrá que ponerlos en perspectiva ya que estas presiones inflacionistas disminuirán durante 2022.

Por otro lado, se han publicado datos muy positivos de la actividad económica como las ventas minoristas o la confianza del consumidor, los cuales reflejan la sostenida recuperación económica. 

Existe un factor muy positivo que impulsará a las Bolsas en lo que queda de 2021. Desde el mes de septiembre, estábamos en blackout de recompra de acciones propias, periodo durante el que por ley, las compañías no pueden efectuar recompras por la proximidad de la publicación de sus resultados. A lo largo del mes de noviembre y según vayan publicando sus resultados, las compañías podrán reanudar sus planes de recompra. Este factor ha sido determinante y muy alcista para los mercados durante los últimos años. Según Goldman Sachs, a partir de noviembre van a entrar $3.800m al día en recompras, cifra nada desdeñable.

También habrá que estar pendientes de la aprobación del plan de infraestructuras de Biden y la consiguiente subida de impuestos para su financiación, cuya nueva fecha límite de aprobación es el 3 de diciembre, día en el que también tendrán que llegar a un acuerdo para aumentar el techo de deuda que fue aprobado de forma temporal.

China

La ralentización de la economía china sigue en el radar de los inversores, aunque la preocupación por Evergrande y la potencial crisis inmobiliaria del país parece que se está suavizando. El crecimiento del PIB en el Q3 fue peor de lo esperado, un 4,9%, afectado por el mercado inmobiliario y la producción industrial. A pesar de la ralentización durante los últimos meses, hay que destacar que sigue siendo un crecimiento considerable, y más aún, teniendo en cuenta que está siendo afectado negativamente por eventos de carácter temporal, por lo que el país volverá a crecer a un mayor ritmo. La tasa de desempleo sorprendió positivamente, cayendo del 5,1% a un 4,9%.

Eurozona

La Eurozona creció un 2,2% en el Q3, más de lo esperado gracias a la suavización de las restricciones por el COVID. También afectada por los mismos problemas que el resto del mundo: escasez de suministros y aumento de inflación. Parece improbable que el BCE aumente tipos antes de 2023, lo cual seguirá siendo muy positivo para las empresas.

Análisis técnico (Índices)

La importante corrección que desató el pánico en octubre indudablemente ha sido muy sana para el mercado. Los índices americanos corrigieron hasta importantes soportes como es su media móvil de 100 (sin llegar a la de 200, en la que habría habido más drama) y las respetaron, nivel desde donde se inició un importante rebote que nos ha llevado a máximos históricos. Este movimiento ha permitido “limpiar” el mercado de manos débiles, haciendo saltar los stop-loss y excesivos apalancamientos. Asimismo, hay que destacar el alto volumen que ha acompañado la subida, lo cual le da una mayor credibilidad y fortaleza.

Análisis Financiero Octubre 2021
Análisis Financiero Octubre 2021
Análisis Financiero Octubre 2021

Conclusiones

En definitiva, los mercados financieros nos demuestran nuevamente su capacidad natural de cambiar sus ánimos en muy poco tiempo. Hemos pasado de un mes de septiembre en el que algunos solo hablaban de un crash inminente a un comienzo de noviembre en el que tal y como anticipé en el informe anterior, la mayoría de los índices americanos ya se encuentran en máximos y a la espera de un nuevo rally navideño.

Hay muchas oportunidades en las que invertir y nos encontramos en un momento histórico para el mercado de Renta Variable. No dejemos que el pesimismo de los medios y los llamados “expertos” nos hagan cambiar nuestra estrategia y filosofía de inversión y asegurémonos de mantenerla para alcanzar nuestros objetivos a largo plazo.

Dan Benbunan

Gestor de Carteras

Consulta mi LinkedIn. Sígueme en Twitter

Blog Master Df

Deja un comentario